viernes, 4 de noviembre de 2011

El fenómeno de la delincuencia

La pobreza como fenómeno social tiene efectos que inciden en la cultura y la psiquis colectiva, no podemos hablar de delincuencia sin asociarlo a sectores pobres (lamentablemente), si bien la discusión sobre la maldad y lo innato de la misma viene de grandes investigadores sociales, donde unos dicen que el delincuente no se determina por la condición económica porque es su naturaleza y otros dicen que la pobreza es un gran disparador de condiciones para generar delincuencia, yo me quedo con las dos tesis, es decir, el manejo de la estadística como herramienta demuestra suficientemente que los mayores indices de delincuencia son perpetrados por individuos de origen pobre, así como es cierto que de este porcentaje una buena parte pierde la humanidad para convertirse en un individuo nocivo para la sociedad y donde el indice de maldad innato sumado a las condiciones de marginalidad constituyen un coctel explosivo, ahora agreguen que se asuma como un estilo de vida, sin duda que después de años de degeneración cultural y masificación de antivalores el resultado sea el nacimiento, crecimiento y consolidación de la delincuencia y la violencia como forma de vida.
El socialismo tiene una ardua tarea que no se puede tratar con la misma filosofia humanista (lamentablemente), el socialismo debe utilizar métodos extremos para resolver el drama de la violencia y así proteger al colectivo, es determinante que un delincuente que aparte de robar mate por satisfacción ya no constituye un individuo rescatable sino un psicopata que se debe neutralizar de por vida, debemos entender que los sitios de reclusión deben tener una clasificación, que el sistema judicial debe ser revolucionado, no se puede seguir con las mismas estructuras judiciales carcomidas por la corrupción y con mecanismos de coacción para mantenerse, un sistema judicial que convive y ahora se lucra del producto de la delincuencia. La accion inmediata es aplicar un sistema de vigilancia y prevención fuerte e inexpugnable, en lo mediato la Asamblea Nacional debe debatir para tener una reestructuración del sistema de administración de justicia y el largo plazo ya está siendo trabajado actualmente, es decir, la revolución empezó resolviendo el problema a través de sus causas, pero al permanecer los efecto generacional que debe ser sin duda atacado a profundidad a través de la fuerza, aunque no guste la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada